_MG_5911 copia

Mijares

42

Aunque no existe ninguna evidencia documental, algunos historiadores localizan el origen de este pueblo en la época del Imperio Romano, basándose en el topónimo que le da nombre y que pudiera relacionarse con los mojones que señalizaban las calzadas.

Sin embargo, no fue mucho después, hasta 1336, cuando se cita expresamente la localidad como tal en el Cartulario de la Colegiata.

Situado a tres kilómetros al sur de Santillana y lindando con el vecino municipio de Puente San Miguel, Mijares destaca por albergar en su territorio el Palacio de Peredo, un edificio que data del siglo XVI y que fue declarado Bien de Interés Cultural en el año 1995, y la iglesia parroquial de San Andrés y Santa María, del siglo XVII.

El sobrio y elegante Palacio, construido en sillería y también conocido como de Mijares, destaca por su blasón de gran tamaño de los Peredo, así como por la portada de acceso con arco de medio punto adornado con motivos vegetales.