_MG_5866 copia

Otros edificios religiosos

85

Además de la excepcional Colegiata y los conventos ubicados en la villa, el municipio cuenta también con otros edificios religiosos de interés, como las coquetas ermitas que salpican el paisaje de los diferentes pueblos:

– Ermita de Santa Justa en Ubiarco. Su mayor interés reside en su espectacular ubicación, aprovechando una falla geológica, lo que le otorga un peculiar y original aspecto. Datada en el siglo XVI, es de carácter semirupestre, y solo mantiene dos paredes de mampostería, así como un tejado de un solo agua unido al acantilado. Carece de elementos decorativos, con una sencilla portada de arco de medio punto y una pequeña ventana cuadrada en la fachada sur que ilumina el único tramo de la capilla. En 2010 se calificó de Bien de Interés Local.

– Ermita de San Sebastián en Herrán. Perteneciente al gótico tardío del siglo XIV y construida sobre otra anterior de entre los siglos IX y X, consta de una capilla mayor cubierta con bóveda de crucería. Del exterior destacan sus canecillos góticos y su amplia estructura, que acoge cada año la celebración de la festividad del patrón de la localidad.

– Ermita de San Cipriano y San Cornelio en Camplengo. El inmueble fue realizado en el siglo XVII sobre otro anterior del siglo X.
– Ermita de San Jorge en Vispieres, del siglo XVII, con interesantes elementos geométricos en el arco de medio punto situado sobre la portada.

– Ermita de la Virgen de la Consolación en Yuso, del siglo XVII.
– Ermita de la Virgen de las Nieves (Virgen de las Quintas) en Queveda, del siglo XVIII, con muros de mampostería y sillería en las esquinas.

– Capilla de Nuestra Señora en Arroyo, del siglo XVII.

 

En cuanto a las iglesias parroquiales destaca la de San Salvador de Viveda, un templo de una nave de dos tramos con ábside cuadrado del siglo XVI, realizada sobre un edificio anterior del X, con una portalada de estilo románico con los típicos capiteles historiados además de un arco gótico; la de San Andrés y Santa María de Mijares, del siglo XVII, con una capilla mayor con bóveda de crucería y dos tramos de nave; San Juan Bautista en Viveda, también del siglo XVII; y la parroquial de Queveda, la más reciente, del año 1927.