_MG_7669-20X20

Palacio de los Velarde

99

Con un estilo puramente renacentista, se sitúa en la Plaza de las Arenas esta edificación de mediados del siglo XVI, cuyo esplendor queda diluido por la proximidad de la Colegiata, que capta sin remedio la atención visual de los visitantes.

Sin embargo, cabe apartar la vista del fulgor que irradia el templo románico para detenerse en este soberbio palacio, fiel a la época en la que fue construido por Alonso de Velarde.

Los elementos renacentistas se distinguen claramente en la fachada principal, con el típico soportal, arcos carpaneles con decoración plateresca, balcones y escudos, que va a dar a una huerta cercada. En cuanto a la portada que se abre a la plaza, con porte de fortaleza, está dominada por estilizados pináculos decorativos, muy habituales en los palacios del siglo XVI de la zona, bajo los que se sitúan un ático y tres alturas. Más insólito resulta el gran balcón plateresco, con ancho dintel, columnas abalaustradas y gran escudo sostenido por leones y rodeado de flamencos que exhibe las armas de la casa de Velarde. El elemento original, no obstante, sufrió una gran trasformación a principios del siglo XX, sobre todo en los vanos.

El esplendor del Palacio declinó paulatinamente y, como anécdota, cabe recordar que en el año 1915 fue puesto a la venta por veinte mil pesetas, poco más de 120 euros actuales.